Tu nivel de pérdida auditiva se determinará mediante una simple prueba de audición. La prueba funciona para determinar la cantidad de pérdida de volumen que experimentas. El volumen o la intensidad de los sonidos que escuchas se mide en decibelios (dB), siendo 0 dB el susurro más suave y 120 dB el de un motor a reacción. Los sonidos más suaves que uno puede escuchar se llaman "umbrales". Los umbrales auditivos normales para adultos se consideran de 0 a 25 dB. Ponte en contacto con nuestro consultorio hoy si has comenzado a notar algún cambio en tu capacidad auditiva o si deseas ver a un audiólogo.

Tratamientos disponibles

  • Pruebas de audición
  • Aparatos auditivos
  • Programación y mantenimiento de aparatos auditivos
  • Cirugía para reparar la audición
  • Implantes cocleares

Nuestros servicios

Nuestros servicios de audiología comienzan desde la evaluación y pruebas, e incluyen numerosas opciones de tratamiento según la causa de tu pérdida auditiva. Esto incluye procedimientos quirúrgicos, aparatos auditivos e implantes cocleares.

Pruebas de audición

Las pruebas de audición se realizan para determinar el alcance de tu pérdida auditiva y proporcionar una hoja de ruta para el tratamiento. Es mejor realizarse una prueba de audición tan pronto como empieces a notar signos de pérdida auditiva, ya que la detección temprana es clave para el tratamiento.

Conoce más sobre las pruebas de audición

Aparatos auditivos 

Los aparatos auditivos o audífonos son la forma más común de tratamiento para la pérdida auditiva. Los audífonos se han usado desde hace mucho tiempo y ahora son mucho más sutiles y elegantes. Se usan alrededor o dentro de los oídos y pueden amplificar los sonidos que escuchas. Están diseñados para que la configuración se pueda ajustar y adaptarse fácilmente a salas llenas de gente o a conversaciones íntimas. SFENTA ofrece los modelos de audífonos más nuevos y avanzados, y podemos ayudarte a seleccionar la mejor opción.

Conoce más sobre los aparatos auditivos

Programación y mantenimiento para aparatos auditivos

Una vez que hayas recibido tus audífonos, necesitarás un especialista para programarlos y ayudarte a aprender cómo usarlos. Uno de nuestros audiólogos programará tus audífonos y ajustará la configuración a tu capacidad auditiva única. Nuestro personal también puede ayudarte con el mantenimiento de los audífonos para garantizar que los aproveches al máximo.

Conoce más sobre la programación y mantenimiento

Implantes cocleares

Los implantes cocleares son dispositivos que pueden ayudar a los pacientes con casos más graves de pérdida auditiva a oír con mayor claridad. El dispositivo se compone de un implante colocado quirúrgicamente y se conecta a un auricular externo. Este dispositivo estimula el oído interno directamente usando señales eléctricas para ayudar a que los sonidos sean más fuertes y ayudar a los pacientes que no han tenido éxito con los aparatos auditivos.

Conoce más sobre implantes cocleares

Background media
Doctor media

¿Por qué elegir SFENTA?

SFENTA está formado por más de 50 otorrinolaringólogos con conocimientos y experiencia en diferentes áreas de la atención otorrinolaringológica. Cuando nos visites, no solo tendrás acceso a audiólogos altamente calificados, sino también a especialistas en cuidado general del oído, cirugía y más. Nuestros especialistas también pueden colaborar internamente, lo que garantiza mejores resultados para los pacientes a través de un tratamiento integral.

Cómo escuchamos

El oído externo

La parte del oído externo que vemos se llama “pabellón auricular” o “aurícula”. Con sus surcos y crestas, el pabellón auricular proporciona un aumento de volumen natural para los sonidos en el rango de frecuencia de 2000 a 3000 Hz, donde percibimos muchos sonidos consonánticos del habla. El canal auditivo, también llamado "meato auditivo externo", es el otro punto de referencia importante del oído externo. El canal auditivo está revestido con solo unas pocas capas de piel y cabello fino, y es un área altamente vascularizada. Esto significa que hay un flujo abundante de sangre al canal auditivo. El cerumen se acumula en el canal auditivo y sirve como una barrera protectora para la piel contra las bacterias y la humedad. El cerumen es normal a menos que bloquee completamente el canal auditivo.

El oído medio 

El tímpano, o membrana timpánica (TM), divide el oído externo y medio. Aunque es una membrana extremadamente delgada, se compone de tres capas para aumentar su resistencia. Los huesecillos son los tres pequeños huesos del oído medio ubicados directamente detrás de la membrana timpánica. Estos tres huesos forman una cadena conectada al oído medio. Uno de los huesos está incrustado en la capa más interna de la membrana timpánica y el tercer hueso está conectado a una ventana membranosa del oído interno. Los huesecillos toman las vibraciones mecánicas recibidas en la membrana timpánica hacia el oído interno. La trompa de Eustaquio es el sistema de compensación de la presión del aire del oído medio. El oído medio está encerrado en hueso y no se asocia con el aire exterior excepto a través de la trompa de Eustaquio. Esta estructura tubular normalmente está cerrada, pero puede abrirse involuntariamente al tragar, bostezar o masticar. También se puede abrir intencionalmente para igualar la presión en los oídos, como cuando se vuela en avión. Cuando esto sucede, es posible que escuches un suave chasquido.

El oído interno

El oído interno es un órgano ubicado en lo profundo del hueso temporal, que es el hueso del cráneo a ambos lados de la cabeza por encima del oído externo. El oído interno tiene dos estructuras principales: los canales semicirculares y la cóclea.

Canales semicirculares: estas estructuras no contribuyen a la audición, pero ayudan a mantener el equilibrio mientras nos movemos.

Cóclea: este es el órgano auditivo del oído interno, que es una estructura llena de líquido que parece un caracol. La cóclea cambia las vibraciones mecánicas de la membrana timpánica y los huesecillos en una secuencia de impulsos eléctricos. Las células sensoriales llamadas "células ciliadas" se doblan en la cóclea a medida que las vibraciones mecánicas interrumpen el líquido. Esta flexión de las células ciliadas hace que se envíen señales eléctricas al cerebro a través del nervio auditivo. La cóclea está ordenada por frecuencia, como un piano, y codifica sonidos desde 20 Hz (tono bajo) hasta 20 000 Hz (tono alto) en humanos.

Background media

Tipos de pérdida auditiva

Pérdida auditiva conductiva

La pérdida auditiva conductiva ocurre cuando hay un problema con la forma en que se conduce el sonido hacia el oído interno o la cóclea. El problema puede residir en el oído externo (pabellón o conducto auditivo), el tímpano (membrana timpánica) o el oído medio (huesecillos y trompa de Eustaquio). El oído interno no se ve afectado en este tipo de pérdida auditiva.

Algunas causas de la pérdida auditiva conductiva pueden incluir infecciones del oído externo o medio, bloqueo completo de cerumen, deterioro de los huesos del oído medio (huesecillos), fijación de los huesecillos (otosclerosis), un orificio en la membrana timpánica o ausencia del oído externo o estructuras del oído medio. Las pérdidas auditivas conductivas pueden ser temporales o permanentes, según el origen del problema. La atención médica puede corregir algunos casos de pérdida auditiva conductiva, mientras que la amplificación puede ser una opción de tratamiento recomendada en casos más duraderos o permanentes. Las personas con pérdida auditiva conductiva pueden percibir los sonidos amortiguados o muy bajos. Generalmente, cuando los sonidos se hacen más fuertes, estas personas pueden oír bien de nuevo.


Pérdida auditiva neurosensorial

La pérdida auditiva neurosensorial ocurre cuando hay un problema con los receptores sensoriales del sistema auditivo, específicamente en la cóclea del oído interno. La mayoría de las pérdidas auditivas neurosensoriales ocurren como resultado de una anomalía o daño en las células ciliadas de la cóclea. Esta anomalía impide que el sonido se transmita normalmente al cerebro, lo que provoca la pérdida de la audición.

Las células ciliadas pueden haber sido anormales desde el nacimiento (congénitas), dañadas como resultado de la genética, infección, drogas, trauma o exposición excesiva al ruido (aparición tardía o adquirida), o dañadas como resultado del proceso de envejecimiento. A este tipo de pérdida auditiva se le conoce como presbiacusia. Las pérdidas auditivas neurosensoriales generalmente son permanentes y pueden permanecer estables o empeorar con el tiempo. Se necesitan pruebas de audición rutinarias para controlar la pérdida auditiva. La amplificación, incluidos audífonos o implantes cocleares en los casos más graves, es una recomendación de tratamiento común. Las personas con pérdida auditiva neurosensorial pueden presentar habla amortiguada, zumbido en los oídos (tinnitus), dificultad para oír ruidos de fondo o pueden sentir que los demás no hablan con claridad.


Pérdida auditiva mixta

La pérdida auditiva mixta ocurre cuando una persona tiene una pérdida auditiva neurosensorial existente en combinación con una pérdida auditiva conductiva. Es, literalmente, una mezcla de pérdidas auditivas neurosensoriales y conductivas. Esto significa que hay un problema en el oído interno, así como en el oído externo o medio. La pérdida auditiva conductiva puede ser temporal o permanente, según el origen del problema.

La pérdida auditiva mixta a veces se puede tratar con control médico, y los aparatos auditivos en Miami son una recomendación de tratamiento común. 

Pérdida auditiva neural

La pérdida auditiva neural ocurre cuando el nervio auditivo que lleva los impulsos desde la cóclea al cerebro falta o es anormal. Es difícil determinar la ubicación exacta de la pérdida auditiva neural. Algunas causas de la pérdida auditiva neuronal incluyen la genética, los tumores acústicos, la exposición en el útero a ciertas infecciones, la ictericia grave en la infancia y el bajo peso al nacer asociado con el parto prematuro. Se puede recomendar la amplificación en algunos casos de pérdida auditiva neural según la gravedad del daño al nervio auditivo. Las personas con pérdida auditiva neural a menudo tienen dificultades para comprender el habla, incluso cuando es lo suficientemente fuerte, así como con ruido de fondo.

Con 37 ubicaciones distribuidas en toda el área del sur de Florida, siempre estamos cerca.

Encuentra un ORL Programa una cita
Contact us media
Accesibilidad: si tienes problemas de visión o algún otro impedimento considerado en la Ley de Estadounidenses con Discapacidades o una ley similar, y deseas analizar posibles adaptaciones relacionadas con el uso de este sitio web, comunícate con nuestro Gerente de Accesibilidad al (305) 558-3724.
Close

We're Hiring.  Apply Today!

Click Here